Megalópolis CDMX. Una mirada alternativa.

Para apreciar la naturaleza

En las anteriores entregas hemos tratado de dar un vistazo a los espacios naturales que aún quedan alrededor de la Ciudad de México y del gran valor e importancia que tienen para los casi veinte millones de habitantes en esta pequeña porción de nuestro país. Esta última entrega es más bien una invitación para todos aquellos que estén dispuestos a descubrir la naturaleza y maravillarse al observar las infinitas maneras en que plantas y animales luchan por sobrevivir. Como ciudadanos debemos de aprovechar la presencia de los distintos parques y zonas de reserva ecológica, e involucrarnos en su cuidado y desarrollo para nuestro disfrute y el de las siguientes generaciones.

Oyamel joven en las laderas del Iztaccíhuatl.

Fecha: 1 de mayo de 2006

Lugar: Parque Nacional Izta-Popo, Estado de México

Los bosques de oyamel requieren de un clima frío y húmedo por lo que están amenazados por el calentamiento del Valle de México, por los incendios forestales provocados por el hombre. Una buena cantidad de estos bosques  se han conservado cerca del Parque Nacional Izta-Popo, donde, a pesar del pastoreo hay muchos ejemplares que logran crecer hasta convertirse en árboles adultos. Por ello veo esta foto como una promesa de la regeneración y permanencia de estos bosques a largo plazo.