Megalópolis CDMX. Una mirada alternativa.

Para apreciar la naturaleza

En las anteriores entregas hemos tratado de dar un vistazo a los espacios naturales que aún quedan alrededor de la Ciudad de México y del gran valor e importancia que tienen para los casi veinte millones de habitantes en esta pequeña porción de nuestro país. Esta última entrega es más bien una invitación para todos aquellos que estén dispuestos a descubrir la naturaleza y maravillarse al observar las infinitas maneras en que plantas y animales luchan por sobrevivir. Como ciudadanos debemos de aprovechar la presencia de los distintos parques y zonas de reserva ecológica, e involucrarnos en su cuidado y desarrollo para nuestro disfrute y el de las siguientes generaciones.

Libélula sobre una púa de maguey, Ciudad de México.

Fecha: 20 de septiembre de 2010

Lugar: Delegación Tlalpan, Ciudad de México

Las pencas, o sea las gruesas hojas del maguey eran utilizadas también para cocer tamales y barbacoas, y de ellas se extraían fibras que servían para hacer redes, sacos y mecates, además contaban con la ventaja de que traían añadida la “aguja”, es decir la púa en el extremo de la hoja que también se utilizaba para sacarse sangre en las ceremonias de autosacrificio. Hoy sirven como perchas para aves y algunos insectos como esta libélula.