Megalópolis CDMX. Una mirada alternativa.

Nuestra cuenca, diversidad de ambientes

Entre el fondo del valle de México a 2230 metros sobre el nivel del mar y la cima del Popocatépetl a 5450 metros, hay más de 3200 metros de diferencia altitudinal, situación que aunada a las diferencias de precipitación entre el norte y el sur de la cuenca crea una asombrosa variedad de ambientes en un espacio geográfico bastante acotado. En esta segunda entrega intentamos ilustrar los principales tipos de vegetación que aún se conservan en su estado natural, desde aquellos que apenas logran sobrevivir en el frío de las altas cumbres hasta los que se desarrollan en circunstancias mucho más favorables. Este sorprendente mosaico vegetal está constantemente amenazado por las actividades humanas, aún dentro de las reservas naturales establecidas para protegerlo.

Matorrales al pié de la Pirámide de Cuicuilco.

Fecha: 11 de octubre de 2014

Lugar: Zona arqueológica de Cuicuilco, Ciudad de México

Son pocos los ejemplos de cómo era la vegetación original en las partes bajas del Valle de México, debido principalmente a que casi todas ellas se encuentran ahora urbanizadas o cultivadas, pero los mismos derrames de lava que sepultaron a la antigua ciudad de Cuicuilco impidieron que la zona volviera a ser ocupada hasta la segunda mitad del siglo XX. Gracias a ello se conserva una pequeña muestra del ecosistema de “malpaís” ahora protegida por un parque ecológico y arqueológico.