Megalópolis CDMX. Siglo XVI

Características de la arquitectura del siglo XVI

El arte religioso del siglo XVI tuvo un carácter muy diferente al del resto de la época colonial. En primer lugar por su función evangelizadora, que trataba de convertir a los indígenas a una serie de conceptos y creencias completamente desconocidos para ellos. En segundo lugar por la mezcla de estilos que se fusionaron en esta etapa de entusiasmo constructivo y de experimentación arquitectónica. Y finalmente por el celo misionero, que creía poder construir aquí una sociedad más justa que la europea. Aunque la misma iglesia católica se encargó de frenar el impulso de los frailes, su obra permaneció hasta nuestros días, muchas veces alterada y modificada para adaptarse a nuevas funciones. Aquí tratamos de mostrar algunos de los rasgos que nos ayudan a distinguir este arte singular.

61

62

63

64

65

66

67

68

69

70

71

72

73

74

75

Bóveda de cañón

Fecha: 15 de abril de 2014

Lugar: Interior del templo de San Luis Obispo, Tlalmanalco, Estado de México

Una característica de los primeros conventos era que sus templos se construían de una sola nave, sin cúpulas o cruceros, para simbolizar así la unidad y sencillez de la iglesia católica. La forma más práctica de techar las iglesias era la bóveda de cañón corrido, compuesta por una sucesión continua de arcos. Un buen ejemplo es el techo de la iglesia de Tlalmanalco construída por los franciscanos, que cuenta con un par de ventanas elevadas por donde podía entrar la luz exterior.