Megalópolis CDMX. Siglo XVI

Los grandes conventos

La labor de los misioneros no se limitó a difundir la fe católica o a convertir a los indígenas. También había que transformar su antigua forma de vida, a veces reubicándolos en nuevas poblaciones organizadas alrededor de un monasterio. Se calcula que se construyeron más de trescientos de estos conventos tan sólo en el México central, Michoacán y Oaxaca, pero en las zonas mas pobladas la actividad constructiva fue mayor, con templos que nos sorprenden ahora por su tamaño y complejidad. En la Cuenca de México hubo varias de estas edificaciones monumentales en las principales poblaciones, en la Ciudad de México, en Tacuba, Azcapotzalco, Tlatelolco, Acolman, Texcoco y Xochimilco. Aunque las tres primeras fueron modificadas o demolidas, el resto ha conservado mucho de su grandeza.

76

77

78

79

80

81

82

83

84

85

86

87

88

89

90

Artesones decorados

Fecha: 18 de abril de 2013

Lugar: Primer piso del claustro del convento de San Juan Bautista Coyoacán, Ciudad de México

Los artesones son pequeños cajones de madera de forma cuadrada o poligonal, que al colocarse unos junto a otros forman un artesonado. Esta era una forma común de decoración en los palacios de los califas islámicos de Andalucía, que posteriormente fue utilizada para decorar los corredores de los claustros y el techo de los sotocoros. Pocos de ellos quedan, debido a la naturaleza perecedera de la madera. En Coyoacán los artesones tienen flores y otros símbolos de la orden dominica, como el can con una antorcha.