Megalópolis CDMX. Siglo XVI

Los grandes conventos

La labor de los misioneros no se limitó a difundir la fe católica o a convertir a los indígenas. También había que transformar su antigua forma de vida, a veces reubicándolos en nuevas poblaciones organizadas alrededor de un monasterio. Se calcula que se construyeron más de trescientos de estos conventos tan sólo en el México central, Michoacán y Oaxaca, pero en las zonas mas pobladas la actividad constructiva fue mayor, con templos que nos sorprenden ahora por su tamaño y complejidad. En la Cuenca de México hubo varias de estas edificaciones monumentales en las principales poblaciones, en la Ciudad de México, en Tacuba, Azcapotzalco, Tlatelolco, Acolman, Texcoco y Xochimilco. Aunque las tres primeras fueron modificadas o demolidas, el resto ha conservado mucho de su grandeza.

76

77

78

79

80

81

82

83

84

85

86

87

88

89

90

Claustro con jóvenes

Fecha: 23 de julio de 2014

Lugar: Convento de San Bernardino, Xochimilco, Ciudad de México.

El programa constructivo de las órdenes religiosas era tan vasto que a veces en cada uno de los trescientos monasterios fundados habitaban a lo mucho dos o tres frailes, por lo que tenemos la idea equivocada de que los conventos eran lugares casi vacíos. Es más probable que fueran centros de una intensa actividad, pues en ellos se enseñaba el catecismo y algunos oficios a los indígenas, se organizaban fiestas y se preparaban comidas y adornos. La presencia de niños y jóvenes que acuden a la doctrina en Xochimilco no da una mejor idea de las actividades cotidianas en el siglo XVI.