Megalópolis CDMX. Culturas ancestrales

La madre de todas las ciudades

La importancia de Teotihuacan va mucho mas allá de ser uno de los sitios turísticos mas visitados de nuestro país, o de tener dos de las pirámides mas grandes de nuestro continente. Esta antigua metrópoli es un caso único y excepcional de urbanismo temprano. Ninguna otra ciudad, incluída Tenochtitlan, desarrolló un sistema tan complejo de calles y barrios habitacionales, o tuvo tantos y tan diversos talleres. Ninguna otra ciudad sostuvo su esplendor a lo largo de cinco siglos, ni tuvo una influencia tan profunda y duradera sobre el resto del mundo mesoamericano.
Hoy Teotihuacan es uno de los sitios arqueológicos mas extensos y ricos en evidencias de todo nuestro país, y fue de los primeros sitios en ser declarado Patrimonio de la Humanidad. Por su importancia y complejidad le dedicamos este apartado entero.

136

137

138

139

140

141

142

143

144

145

146

147

148

149

150

Pirámide del Sol y Cerro Patlachique

Lugar: Visto desde la pirámide de la Luna, en Teotihuacan, Estado de México

No está claro a qué deidad estaba dedicada la mayor pirámide de Teotihuacan, pero hay evidencia de un culto ahí a los dioses del fuego y el rayo. Es posible que estuviera rodeada por un cerco de agua, como estaba el templo de Huehuetéotl en la gran Tenochtitlan. El perfil de esta pirámide coincide con el del Cerro Patlachique, otra montaña sagrada situada al sur de la ciudad. En la época prehispánica estos cerros eran vistos como fuentes de fertilidad y abundancia.