Megalópolis CDMX. Una mirada alternativa.

Nuestra cuenca, diversidad de ambientes

Entre el fondo del valle de México a 2230 metros sobre el nivel del mar y la cima del Popocatépetl a 5450 metros, hay más de 3200 metros de diferencia altitudinal, situación que aunada a las diferencias de precipitación entre el norte y el sur de la cuenca crea una asombrosa variedad de ambientes en un espacio geográfico bastante acotado. En esta segunda entrega intentamos ilustrar los principales tipos de vegetación que aún se conservan en su estado natural, desde aquellos que apenas logran sobrevivir en el frío de las altas cumbres hasta los que se desarrollan en circunstancias mucho más favorables. Este sorprendente mosaico vegetal está constantemente amenazado por las actividades humanas, aún dentro de las reservas naturales establecidas para protegerlo.

Nubes de tormenta sobre el pecho del Iztaccíhuatl.

Fecha: 26 de diciembre de 2013

Lugar: Tomada desde las afueras de Ixtapaluca, Estado de México.

Sólo en las cumbres más elevadas permanecen condiciones climáticas que impiden el desarrollo de plantas y animales, el ambiente aquí puede ser fatal aún para los escaladores que se enfrenten al frío y la altura sin estar preparados. Es el territorio de los glaciares, los campos de ceniza y las rocas desnudas colonizadas únicamente por musgos y líquenes, en los que logran sobrevivir algunos insectos y reptiles adaptados a este ambiente hostil.