Megalópolis CDMX. Una mirada alternativa.

Las montañas que nos rodean

Para los pintores paisajistas del siglo XIX no era un problema apreciar la grandeza del entorno en cuyo centro se levantaba la ciudad de México, pero actualmente es cada vez mas complicado apreciar el espacio geográfico en que habitamos pues los grandes edificios nos obstruyen la vista de las montañas y la contaminación impide a veces ver incluso los cerros más cercanos.
Para poder recuperar ese sentimiento de asombro al contemplar nuestro glorioso valle, hay que esperar a los cada vez más raros días en los que haya una atmósfera clara y un ambiente despejado, y entonces buscar un lugar elevado para apreciarlo. Esta primera entrega la dedicamos a las distintas montañas y serranías que conforman el borde del "nido" en el que se aloja la capital de nuestro gran país.

Vista del volcán Popocatépetl desde el Paso de Cortés.

Fecha: Fines de la década de 1970.

Lugar: Paso de Cortés, entre los estados de México y Puebla.

Antes de ver por primera vez el Valle de México, Hernán Cortés cruzó por el paso elevado que comunicaba la región de Cholula con las planicies de Amecameca y que ahora lleva su nombre. El paisaje hace casi quinientos años no debió de ser muy diferente al que se aprecia en esta fotografía, tal vez habría un poco más de bosque y se conservaban mejor los glaciares de la cara norte del volcán, que  aún podían admirarse en todo su esplendor cuarenta años atrás. Hoy tras la entrada en actividad del volcán y el aumento de la temperatura los glaciares han desaparecido casi por completo.