Megalópolis CDMX. Una mirada alternativa.

Las montañas que nos rodean

Para los pintores paisajistas del siglo XIX no era un problema apreciar la grandeza del entorno en cuyo centro se levantaba la ciudad de México, pero actualmente es cada vez mas complicado apreciar el espacio geográfico en que habitamos pues los grandes edificios nos obstruyen la vista de las montañas y la contaminación impide a veces ver incluso los cerros más cercanos.
Para poder recuperar ese sentimiento de asombro al contemplar nuestro glorioso valle, hay que esperar a los cada vez más raros días en los que haya una atmósfera clara y un ambiente despejado, y entonces buscar un lugar elevado para apreciarlo. Esta primera entrega la dedicamos a las distintas montañas y serranías que conforman el borde del "nido" en el que se aloja la capital de nuestro gran país.

Volcán Ajusco.

Fecha: 23 de Junio de 2009

Lugar: Reserva ecológica de la Ciudad Universitaria.

Este antiguo volcán que ya ha perdido su cráter es la silueta dominante al sur del valle, con 3930 metros de altura es la montaña mas elevada de la Ciudad de México y está protegida como área natural y recreativa. Forma parte de una cadena de conos volcánicos, derrames de lava y cenizas que cortó al formarse el desagüe natural hacia los valles de Morelos y la Cuenca del río Balsas. Frente a él puede verse el pequeño cono del Xitle ahora cubierto de bosques y cuyas efusiones de lava crearon los famosos pedregales de San Angel.