Megalópolis CDMX. Siglo XVI

Detalles del arte del siglo XVI en la Cuenca de México

Se ha dicho que la arquitectura monástica del siglo XVI es monótona y repetitiva, pues el formato general de los conventos era muy parecido. Nada más alejado de la verdad. Si nos acercamos a mirar de cerca estas obras, encontraremos una gran riqueza y diversidad artística, con características únicas en cada una de las construcciones religiosas de la Cuenca de México. Cada localidad ha tenido una historia particular y esto se ha reflejado en la diversidad de sus monumentos, no sólo en los templos o los claustros sino en detalles menores dentro de ellos, ya sea un cuadro, una pintura mural o una escultura. Por todo lo anterior hay que despertar la conciencia de que cada rasgo es un valioso testimonio de nuestro pasado y que debe de ser conservado para la posteridad.

106

107

108

109

110

111

112

113

114

115

116

117

118

119

120

Detalle de portada

Fecha: 23 de julio de 2014

Lugar: portada norte del templo de San Bernardino, Xochimilco, Ciudad de México

El estilo de esta portada difiere en varios aspectos de otras construcciones del siglo XVI, entre ellos por la finura de su talla, por la forma del escudo en la que están representadas las cinco llagas de Cristo, un emblema de los franciscanos, y por el falso arco que semeja un lienzo enrollado. Asimismo la corona en la parte superior, las flores y los follajes tienen un acabado peculiar, al igual que la corona de espinas detrás del escudo. Algunos autores sostienen que esta fachada tiene cierta influencia del estilo “manuelino”, originado en Portugal.