Megalópolis CDMX. Siglo XVI

Los grandes conventos

La labor de los misioneros no se limitó a difundir la fe católica o a convertir a los indígenas. También había que transformar su antigua forma de vida, a veces reubicándolos en nuevas poblaciones organizadas alrededor de un monasterio. Se calcula que se construyeron más de trescientos de estos conventos tan sólo en el México central, Michoacán y Oaxaca, pero en las zonas mas pobladas la actividad constructiva fue mayor, con templos que nos sorprenden ahora por su tamaño y complejidad. En la Cuenca de México hubo varias de estas edificaciones monumentales en las principales poblaciones, en la Ciudad de México, en Tacuba, Azcapotzalco, Tlatelolco, Acolman, Texcoco y Xochimilco. Aunque las tres primeras fueron modificadas o demolidas, el resto ha conservado mucho de su grandeza.

76

77

78

79

80

81

82

83

84

85

86

87

88

89

90

Detalle de columnas.

Fecha: 20 de agosto de 2017

Lugar: primer piso del claustro mayor, Ex-convento de San Agustín, Acolman, Estado de México

Las últimas influencias del arte gótico alcanzaron a llegar a México desde España y Portugal, donde se había desarrollado un estilo particular algo diferente al del resto de Europa. El gótico isabelino, llamado así por la reina Isabel, se caracterizaba entre otras cosas por la forma en que se decoraban las columnas utilizando esferas o “pomas” en los capiteles, a los que en Acolman se les añadieron follajes en la parte superior, dando una impresión de sencillez y elegancia.