Megalópolis CDMX. Nuestra ciudad verde

Gusto por los jardines

Pocas cosas merecen tantos cuidados y se respetan tanto en nuestra ciudad como las plantas. Este gusto por lo vegetal tiene hondas raíces en el México prehispánico, donde muchos árboles y plantas eran considerados sagrados. De la parte española tenemos el gusto por los jardines que heredaron a su vez de los árabes del norte de África. A lo anterior habría que sumar el agudo conocimiento que los aztecas tenían de las plantas y su uso como adorno en bailes y fiestas, práctica que luego copiaron los misioneros y sacerdotes en la colonia. Lo cierto es que la gran mayoría de los mexicanos se hacen cargo de muchas más plantas que mascotas, y buscan la manera de encontrar espacios verdes en su entorno inmediato. Ésta es una de las tradiciones que embellecen más nuestra ciudad y al parecer perdurará muchos años más.

211

212

213

214

215

216

217

218

219

220

221

222

223

224

225

Casa, jardín y murales

Lugar: Colonia Peralvillo, Alcaldía Cuauhtémoc, Ciudad de México

La moda del grafitti comenzó como una forma de marcar territorios entre pandillas y rápidamente se convirtió en un problema que afectaba edificios y monumentos históricos. Para contrarrestar su proliferación se ha permitido que artistas urbanos hagan pintas en las paredes pero con una intención más artística. Aunque no todos los intentos son afortunados, hay muchos que sí logran embellecer el entorno de los tradicionales “barrios bravos” de la ciudad y mejorar la calidad de vida de sus habitantes. La combinación entre mural y jardín público logra aquí un atractivo efecto.